Cuenta con casi 40 mil metros cuadrados
de exuberante
selva esmeralda

frondosos jardines con plantas y flores de la región, zonas arboladas para pasear, área de juegos para niños, canchas de tenis, futbol, basquetbol, boleibol, restaurant y market express para el disfrute de grandes y pequeños.


En esta zona nuestro principal objetivo es preservar toda la belleza del ecosistema de la selva caribeña.